BUENOS AIRES 2015
TEMP:--- - HUM: ---
JUGA CON NOSOTROS
Temas del día
129610
53
Rugby
Rugby
A diez años del mejor Mundial de Los Pumas

Hace una década, Argentina le ganaba al local Francia por el tercer puesto y se sacaba de encima la pesada mochila de las "dignas derrotas".

19 de octubre de 2017

La frase hecha dice que en todas las competencias el partido por el tercer puesto es el que nadie quiere disputar, porque significa haber perdido la oportunidad de jugar la final del torneo. Sin embargo, el 19 de octubre de 2007, Los Pumas dieron por tierra con esa afirmación, y también se sacaron la mochila de las "dignas derrotas", al consagrarse terceros en el Mundial de Rugby Francia 2007 tras vencer 34-10 al equipo local.

Los Pumas ya habían dado el gran batacazo de la Copa del Mundo cuando se quitaron el traje de "partenaires" en el partido inaugural y se animaron a ganarle a Francia en un repleto Stade de France por 17-12, con un inolvidable try de Ignacio "Nani" Corletto que aún hoy pone la piel de gallina. Como ponían la piel esos Pumas cuando uno los veía cantar el himno nacional antes de cada partido.

Hasta ese Mundial, la imagen que tenía de Los Pumas el espectador que se sumaba a este deporte sólo para una cita mundialista era la siguiente: emocionados rugbiers que siempre dejaban todo en la cancha y siempre perdían ante un partido clave.

El heroico repechaje en el Mundial de 1999 ante Irlanda ya era un lejano recuerdo y no alcanzaba para una generación que bajo el liderazgo del capitán y medio scrum Agustín Pichot quería escribir una historia que además de épica tuviera un final feliz.

Tras el auspicioso y sorprendente triunfo ante los franceses, Los Pumas ganaron invictos el llamado "Grupo de la Muerte" con victorias ante Georgia (33-3), Namibia (63-3) e Irlanda (30-15), dejando afuera a esta última histórica selección europea de los cuartos de final.

En esa instancia, los dirigidos por Marcelo "el Tano" Loffreda derrotaron 19-13 a Escocia y por primera vez en la historia se metieron entre los cuatro mejores de un Mundial.

Los Pumas habían logrado llegar más lejos que dos superpotencias como son los All Blacks de Nueva Zelanda y Australia, ambos eliminados en cuartos de final por Francia e Inglaterra respectivamente, que iban a cruzarse por un lugar en la final.

El otro choque por semifinales fue Argentina-Sudáfrica. La habitual potencia de los Springboks, sumada a la velocidad y habilidad del genial wing Bryan Habana, fue demasiada para una Selección que cayó 37-13. A pesar del reconocimiento del rugby mundial, la sombra de la derrota volvía sobre la Selección.

El fantasma del encasillamiento de este gran equipo en el de las "derrotas dignas" volvió a aparecer entre los medios y el público no especializado, que también deben tener en cuenta la falta de igualdad de preparación entre Los Pumas y las superpotencias hiperprofesionales de este deporte.

Por eso, el partido por el tercer puesto fue una verdadera final, no como suele suceder este tipo de encuentros. Para Los Pumas significaba finalizar con una victoria y cerrar el mejor Mundial de su historia con un triunfo. Para Francia era una revancha del partido inaugural y la oportunidad de subirse al podio en "su" Copa del Mundo.

La superioridad argentina fue clarísima y el triunfo 34-10 inobjetable. Los Pumas lo habían logrado: por fin se traían en su mochila varias victorias dignas de ser recordadas a lo largo de la historia.

EN ESTA NOTA:
COMENTARIOS
Más noticias sobre los pumas